El más humilde de los pensamientos

De las cosas importantes que deberíamos aprender en el colegio es a pensar.  Suena un poco raro porque en realidad siempre estamos pensando, pero hay diferentes formas de abordar las cosas con nuestro pensamiento.

Seamos conscientes o no  la televisión (o Facebook) nos invita a ver las cosas desde perspectivas donde los límites entre la ficción y la realidad se borran.  Por un lado parece que vivimos en un mundo repleto de fenómenos paranormales,  visitas de seres de otros planetas, gurús recién llegados de la montaña de la revelación , opiniones de políticos … opiniones y más opiniones.    El asunto es que todos dice hablar con pretensión de verdad.  ¿Cómo saber si  lo que dicen es cierto? Para algunos el problema se resuelve así: el que más se acerque a como pienso yo , ese dice la verdad.  O quien es más elocuente, ese más me convence.

Resulta que esta solución lo que hace es aislarnos cada vez más de los otros. Algunos pensamos igual, pero otros no. Lo importante es el respeto a las ideas de los otros, dirán algunos. Sin embargo, esta forma de pensar  tiene un profundo egocentrismo.  No hay forma de reconocer que puedo equivocarme y que lo que pienso es más una creencia que una  idea que  se ajusta a la realidad de los hechos o de las cosas.

(Entiéndase creencia no es un sentido religioso, sino suponer como verdadero algo)

Admitir que puedo estar en un error es una postura mucho más humilde y es una puerta para buscar la verdad a partir del diálogo con otros.

El pensamiento científico es un logro de la humanidad, no sólo por lo que nos ha permitido conocer, sino también porque es un pensamiento que se basa en el principio de falsabilidad. ¿Qué quiere decir esto?  Que  cualquier idea que considere verdadera debe ser posible de corroborar. Es decir, buscar más información que corrobore o refute esa idea.  Si no hay posibilidad refutar o corroborar lo que digo, entonces lo mio es un dogma. Mi dogma.

(Entiéndase dogma no en un sentido religioso,  sino como una verdad incuestionable)

La intención no es que la gente esté más insegura de lo que piensa, al contrario, con más posibilidades de llegar a consensos con otras personas en base a hechos, datos y otras evidencias que vuelven más fundamentado ese pensamiento.

Pues bien, ese debería ser una de las razones para estudiar las ciencias en la escuela y en el colegio, ayudarnos a tener un pensamiento más humilde. Sospechar de aquello y de aquellos que nos piden aceptar las ideas sin poder cuestionar y cuestionarlos.

Por una Educación sin mérito

El reciente quinto informe sobre el estado de la educación dedica un capítulo a explorar, muy por encima, las desigualdades de rendimiento en el sistema educativo costarricense.

El informe señala que las desventajas por origen social de los estudiantes no se logran compensar, más bien  el sistema contribuye a ampliarlos. La vulnerabilidad de estos estudiantes es mayor cuando los recursos del centro educativo son  escasos  y de mala calidad.  Situación que se da en las zonas rurales pobres o nocturnos académicos.

Ciertamente, hacen falta más estudios para entender las desigualdades en el rendimiento de los estudiantes. Algo que el mismo informe reconoce. Mi reflexión, sin embargo, apunta a los cimientos mismos del sistema educativo actual: ¿para quién está diseñado? ¿para quién funciona?

Nuestros colegios fueron diseñados en el ideal de ser instituciones para la integración social, donde se forman todos los ciudadanos. Es decir, un espacio para vivir los valores de la libertad, la igualdad y la fraternidad; donde los logros educativos sean únicamente por meritocracia: fruto del propio empeño y capacidad. En coherencia con este ideal, el sistema evaluativo debe ser imparcial y objetivo. En pocas palabras, todos los estudiantes independientemente de su origen deben ser tratados bajo los mismos principios. Sin embargo, este hermoso mito liberal se nos está cayendo a pedazos.

Cuando desde mi propia experiencia como docente e investigador del tema del abandono escolar analizo este mito liberal, me encuentro que la meritocracia funciona para un perfil de estudiante. Desde la pedagogía crítica se puede argumentar que realmente nunca el sistema fue pensado de forma imparcial y neutra, sino que responde a unos intereses concretos. Probablemente los intereses de la mayoría que tenían acceso a la educación formal en el pasado. Pero en definitiva, es un reflejo de una sociedad que no es la de ahora. Siguiendo este argumento presento a continuación el perfil del estudiante para quien el  sistema educativo actual funciona  muy bien.

Primero, se trata de un o una joven cuyos padres de familia valoran de forma positiva el estudio. Probablemente porque terminaron  exitosamente  la secundaria  y porque tienen estudios superiores.

Segundo, es un estudiante cuya familia tiene los recursos que la educación pide: pases para los transporte, la compra de materiales  y utensilios, uniforme, dinero para la comida etc…

Tercero, goza de una buena salud lo que le permite no tener que interrumpir el curso lectivo de forma significativa. Al mismo tiempo se puede suponer que sus enfermedades pueden ser atendidas a tiempo.

Cuarto, se siente seguro o segura en el lugar donde vive. Puede  trasladarse sin temor de la casa al colegio o aprovechar los espacios de su comunidad.

Quinto, se valora positivamente, gracias al amor recibido por su  familia.

Sexto, es una persona motivada para el estudio. Logra aprovechar la educación como una oportunidad de crecimiento personal.

Sétimo, no presenta dificultades de aprendizaje. Podrá no entender alguna que otra cosa, saldrá mejor en unas materias que en otras, pero sin compromisos en sus rendimiento.

Octavo, no presenta problemas de conducta reiterativos y crecientes. Es decir, no presenta conductas que terminen por comprometer su propio proceso de aprendizaje.

Aquellos estudiantes que cumplan con este perfil, sin duda alguna, tendrán un paso exitoso por el sistema educativo y, además, serán reconocidos por su mérito.

En cambio, los estudiantes que no cumplen este perfil se encontrarán con un sistema que no logra atenderlos adecuadamente: con poquísimos apoyos para quienes tienen dificultades de aprendizaje, con ayudas económicas que no siempre  llegan a tiempo y a todos, con poca flexibilidad para la evaluación, con metodologías poco motivantes,  con problemas de violencia, poca comunicación entre la familia y los docentes etc…  Aún así, hay quienes piden a nuestros jóvenes que pasen por el “cole” sin dejarse afectar mucho por todas estas limitaciones, y más bien salgan adelante. Sin embargo, si fracasan en el intento, ellos son los  responsables. Un mecanismo que tiene el sistema educativo para no reconocer que el problema no está en las personas sino en como fue pensado el sistema.

Equidad educativa

Debemos dejar atrás, por tanto, el mito de la meritocracia, y abrazar el principio de la educación como derecho humano a través de la equiparación de oportunidades. Es decir, hay que dejar de fijarse si alguien es capaz de ser exitoso por sí mismo (mérito), y más bien, crear las oportunidades inclusivas para todas las personas. Lo que conlleva al reconocimiento de la diversidad de nuestros estudiantes y que no hay un sólo camino por el que deben pasar todos, sino una meta a la que se puede llegar por distintos caminos.

¿Cómo entender una educación de calidad?

La educación de calidad va más allá de la cultura de evaluarlo todo

Medir una educación de calidad es muy complejo y va más allá de la opinión que podemos tener comunmente al respecto. En un esfuerzo de simplificar las cosas es común pedir prestado del mundo empresarial modelos e indicadores para aplicarlos a los sistemas educativos. Y aunque puede haber algo de ingenuo y de buena intención, a la larga terminan intoxicando lo que debe entenderse por una educación de calidad. Continue reading ¿Cómo entender una educación de calidad?

II Encuesta Nacional sobre Juventud

Principales resultados del tema educativo de la Segunda Encuesta Nacional  de la Juventud 2013,  Costa Rica

Cinco años después de la Primera Encuesta Nacional de la Juventud (2007) tenemos nuevos datos frescos sobre  1 763 077  jóvenes adultos entre 15 y 35 años de edad.   Estos datos  abordados por la segunda encuesta tienen que ver con educación, trabajo, ocio, salud, familia, integridad personal, organización y participación, tecnología de la información y comunicación.

Aquí analizaremos los datos relacionados con la educación de nuestros jóvenes y algún que otro dato que pueda servirnos para entender mejor el contexto educativo del país. Lo primero para mencionar es que un 70% de los  jóvenes viven en zonas urbanas y un 30% en zonas rurales. Por tanto, podemos afirmar que el contexto educativo de esta población es eminentemente urbano.

NIVEL DE ESCOLARIDAD

Acerca del nivel educativo de los jóvenes (15-35) podemos ver en el siguiente gráfico que un 63,5 % no ha completado la secundaria, lo cual es consistente con otras fuentes que nos dicen que sólo el 46% de los jóvenes están asistiendo al ciclo diversificado (IV Estado de la Educación).

2ENJ ultimo estudio

Frente a la pregunta si estaban o no estudiando al momento de la encuesta un 44% dijo que sí y un 56% dijo que no.  El dato más interesante e importante  para tomar en cuenta es que a medida que aumentan los años aumenta la cantidad de jóvenes que pierden la oportunidad de estudiar.

2ENJ hombre y mujer no

RAZONES PARA NO ESTUDIAR

En este punto  la información no es suficiente para establecer las principales causas para abandonar las clases o para no poder seguir estudiando.  A grandes razgos se nota lo siguiente:  cuanto mayor es la edad más aumenta el factor del trabajo, hay factores relacionados con el género para no estudiar (mujeres = embarazo y cuido de hijo + oficios domésticos) (hombres = buscar trabajo).  Curiosamente, el 90% de los encuestadado manifestó tener la expectativa de terminar sus estudios o continuarlos.

2ENJ razones para no estudiar

¿ESTUDIAR PARA TRABAJAR EN QUÉ?

Es interesante observar el tipo de trabajo que encuentran los jóvenes entre 15-35 años, ya que podemos hacernos la pregunta para qué tipo de oficios estamos formando a nuestra población. De acuerdo con el siguiente cuadro un 60,8%  de los jóvenes trabajan en actividades de poca instrucción como trabajadores de servicios y vendores de comercio, ocupaciones elementales, oficiales, operarios y artesanos de artes mecánicas.  Muy relacionado con ese 63,5%  que no ha terminado la secundaria.

2ENJ ocupaciones

OTROS DATOS CURIOSOS

El joven costarricense es una persona que cree en Dios (97,4%)  y en Jesucristo (94%), la mitad cree en los santos (52,2%) y más de la mitad en el diablo (60,4%). Es optimista sobre su futuro, pues consiera que estará mejor en 5 años (84,6%). Está satisfecho con su imagen, aunque hay un buen grupo (14,3%) que le gustaría adelgazar. Que ven la etapa de la juventud como tiempo para realizar las actividades que le gustan (54,6%), tiempo para estudiar  (30,1%) y oportunidad para encontrar empleo (25,9%).

La mayoría (79,8%) no se siente parte de ninguna subcultura juvenil, los que sí se identifican se sienten rockeros, rastas, metaleros y reguetoneros.

 

¿Y cuál es la meta de los jóvenes en los próximos años?

Principalmente 4:

1. Continuar o finalizar los estudios (70,7%)

2. Encontrar trabajo o mejorar las condiciones laborales

3.Tener vivienda propia

4. Establecer su propio negocio o empresa

 

CONCLUSIÓN

La 2da Encuesta Nacional de la Juventud  aporta información interesante que debería profundizarse más.  En el área educativa los datos no son relevantes para conocer las barreras que tienen los jóvenes para seguir estudiando.  Sin embargo, la mayoría de los jóvenes ven esta etapa de su vida como el momento indicado para completar sus estudios. A medida que pasan los años esa meta se vueve más inalcanzable.

Evidentemente hay una relación entre el estudio y el empleo en que los jóvenes pueden desempeñarse y esto quedó demostrado.

Lo que debemos escuchar es la esperanza que estos jóvenes tienen  en su futuro y en sus metas.  Estaremos fallando como país si no creamos las oportunidades para que logren alcanzar esas 4 metas que se mencionaron anteriormente.

PROEDUCA: estudio sobre abandono escolar

Análisis del último informe sobre abandono escolar /deserción en colegios públicos 2014.

Contexto del estudio

Esta investigación se realiza detro del marco del proyecto MEP y la Unión Europea para disminuir el abandono escolar en secundaria.
Es la segunda investigación que el  proyecto  ProEduca (2011-2016) encarga. El primero estableció una línea base.  Este segundo, aporta algunos elementos nuevos, pues busca identificar factores de riesgo que el primero no reflejó claramente.

La empresa UNIMER fue contratada por ProEduca para realizar la investigación en una muestra de los 80 colegios pertenecientes al proyecto (diurnos, nocturnos, técnicos).

Metodología del estudio

Se eligió una investigación mixta, se recopiló tanto información cualitativa, como cuantitativa.  Se realizaron sesiones de grupos con docentes y personas administrativo, entrevistas a profundidad con estudiantes que estaban fuera del sistema y un cuestionario para estudiantes activos (cuantitativo).

Los datos cualitativos permitieron la elaboración del cuestionario que luego se aplicó a los estudiantes. Esto desde el punto de vista metodológico fue correcto.

La muestra del estudio la conformaron estudiantes, docentes y administrativos de 25 colegios de los 80.

Fortalezas y debilidades del estudio

Lo Positivo:

+ Realizar un estudio mixto

+ Tener en la muestra diversidad de colegios (diurnos, nocturnos, técnicos)

+ Utilizar los datos cualitativos para realizar la encuesta cuantitativa

+ 25 mini sesiones y 50 entrevistas

+ Se identifican y enfatizan en factores de riesgo que son importantes: asistencia, rendimiento, extraedad.

+ Las conclusiones acertadas.

Lo Negativo:

– Una presentación general del documento con poco espemero en su organización y diseño.

-Una pobre presentación de los datos cualitativos, a pesar haber realizado muchas sesiones y entrevistas.  El 50% de la riqueza de los datos cualitativas están en saber cómo presentarlos. En este caso no se logró.

– Un pobre marco teórico para entender el problema: se sigue el lenguaje poco académico de exclusión, expulsión  y repulsión.  Prácticamente se toma sólo un autor como  referencia para el estudio. Este problema se viene arrastrando desde el primer informe.

-El informe no aporta ningún conocimiento nuevo sobre el tema.

-Recomendaciones muy pobres. Esto debido al pobre marco teórico.

Principales resultados

Hay muchos datos que se repiten respecto al estudio anterior que se hizo. Así que voy a indicar lo que desde mi criterio me parece valioso  de los resultados de este estudio:

1. La diferenciación entre colegios grandes  y colegios pequeños. Ciertamente, en la literatura de EEUU se habla de este factor. Por eso se recomiendan estrategias de como organizar la escuelas grandes para atender a los alumnos.

2. Se ratifica que a los colegios nocturnos asisten los estudiantes como más pobres. Paradójicamente son quienes menos ayuda monetaria reciben (becas).

3.  Se enfatiza mucho en el nivel de riesgo de los estudiantes de acuerdo a su situación socioeconómica.

4.  Se aportan datos de factores de riesgo como el bajo rendimiento y la repitencia.

5. Las conclusiones del estudio: las causas del abandono son predecibles, los estudiantes en riesgo están solos,  la transición primaria secundaria es crítica,  deben diferenciarse el perfil de los estudiantes de nocturnos.

6. Las recomendaciones:  se debe dar seguimiento de la asistencia,  dar seguimiento al rendimiento académico,  crear protocolo de transición entre niveles,  crear protocolo de otorgamiento de becas.

Conclusión

El informe confirma mucho de lo ya conocido.  Lo cual indica que hay factores de riesgo ya de sobra identificados. Lamentablemente, el marco de interpretación de los datos sigue siendo pobre.  Las recomendaciones señalan temas claves para trabajar en el futuro.

Fuente: El estudio está disponible en este sitio web en la sección de investigaciones.